No recomendamos que te pongas Ava durante la siesta porque está diseñada para detectar señales fisiológicas que se estabilizan tras cuatro horas de sueño.

Si te pones tu pulsera Ava y duermes menos de tres horas, los datos de esa noche no se incluirán en el algoritmo para predecir de tu fertilidad.