Ava mide la frecuencia de tu pulso con feedback óptico. Esta tecnología de sensores se llama fotopletismografía.