¡Eso nunca!

La única forma mediante la cual un tercero puede acceder a tus datos es si tú misma decides enseñarle la app a alguien, a tu pareja o a tu médico, por ejemplo.

Tus datos personales sobre tu salud son anónimos así que no hay riesgo de que puedan compartirse.