Si tienes una lectura muy anormal, es probable que se deba a un fallo en la medida o en el procesamiento de datos. Para minimizar las posibilidades de estos errores, ajústate bien tu pulsera Ava, pero siempre que sea cómoda.

Si ves que ocurre esto con demasiada frecuencia y sospechas que puede haber un problema, ponte en contacto con el Servicio técnico.