Basta con usar un trapo algo húmedo o una toallita desinfectante para limpiar tu pulsera Ava.

Ten en cuenta que Ava es un dispositivo y tiene muchos sensores sensibles. Evita usar jabones o detergentes fuertes y no lo sumerjas en agua, dado que no es resistente al agua.