Ava debe cargarse diariamente:

  • Cuando tu Ava está enchufada pero aún no está completamente cargada, la luz en la parte superior del sensor será roja.
  • Cuando se haya cargado completamente y esté lista usarse, la luz en la parte superior se pondrá verde.
  • Puedes dejar tu Ava enchufada durante todo el día o cargarla durante unas horas antes de irte a dormir.

No recomendamos que cargues tu Ava por la mañana y después la dejes desconectada durante todo el día, ya que la batería podrá haberse agotado para cuando te la pongas por la noche.


Recomendaciones de carga:

  • Aconsejamos que utilices tu cable USB Ava y que lo conectes a un puerto USB en un ordenador portátil o de escritorio. Los ordenadores portátiles y de escritorio tienen un mecanismo incorporado que previene el sobrecalentamiento de los dispositivos que están enchufados en sus puertos USB.  
  •  Si el cable de carga de tu teléfono móvil tiene una cabeza micro USB-B (Ava 1.2) o USB-C (Ava 2.0), puedes utilizarlo como alternativa.

Si no tienes este método de carga a tu disposición, ten en cuenta los siguientes elementos al seleccionar un cargador:

  • El cargador no debe suministrar más de 1 A (amperio) de corriente al dispositivo
  • No se deben emplear adaptadores de carga rápida, enchufes de pared u otros cargadores que suministren más de 1 A (amperio).
  • En algunos casos, el cableado dentro del cargador puede estar defectuoso y provocar un sobrecalentamiento del dispositivo.

 

En caso de que tengas alguna otra pregunta, no dudes en ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente de Ava.