Ava tiene que estar puesta al menos cuatro horas, con un mínimo de tres horas de sueño. Si ves que Ava se te cae a mitad de la noche, normalmente puedes volver a ponértela sin que esto influya en tus datos. He aquí algunos consejos para que no se te caiga la pulsera Ava:

i) Puedes comprar la correa 1.2 en nuestro sitio web por 39,95 €. La correa 1.2 tiene un cierre de reloj y se mantiene sujeta hasta en las que más se mueven por las noches.

ii) Si prefieres quedarte con la correa 1.1, aprieta fuerte para asegurarte de oír el «clic» que hacen los dientes grises cuando están bien* dentro de los agujeros.

iii) También puedes intentar ponerte solo el sensor de Ava (sácalo del anillo con cuidado) bajo una muñequera de tenis. Nuestro equipo científico de datos lo ha probado y ha confirmado que los datos son los mismos que si te lo pones con la correa.