Ava analiza una gran cantidad de datos todas las noches para condensarlos y mostrártelos cuando los sincronizas. En cuanto a la temperatura de la piel y la frecuencia del pulso, analizamos los datos para extraer el momento de la noche que mejor información nos da sobre tu ciclo. También utilizamos este método de filtrado de datos en el back-end y en el front-end.

Así, es más fácil para ti encontrar un patrón entre los datos de temperatura y frecuencia del pulso vinculado al momento del ciclo en el que te encuentras. Es posible que notes algunas tendencias:
  • El aumento de la temperatura después de ovular es más claro
  • Hay un aumento en la frecuencia del pulso al principio de la ventana fértil
  • Hay otro aumento en la frecuencia del pulso durante la fase lútea