Dado que Ava es un dispositivo médico, no está sujeta a devoluciones ni reembolsos, con la excepción de que haya defectos materiales cubiertos en nuestra garantía limitada de un año.

Si crees que tu Ava es defectuosa, ponte en contacto con el Servicio técnico, estaremos encantados de ayudarte.