Cuando te descargas la app por primera vez, te hará una serie de preguntas, incluyendo cuándo fue tu última regla.

Saber cuándo fue tu última regla contribuye a establecer un contexto sobre la historia de tu ciclo y ayuda al algoritmo a saber en qué día del ciclo estás para así poder transmitirte la información correcta.

Al introducir una regla, el algoritmo consigue proyectar automáticamente tu próxima ventana fértil y predecir tu fecha de ovulación, aunque estas fechas pueden ir cambiando a tiempo real en función de lo que vaya detectando el algoritmo de tus señales fisiológicas.

Si no recuerdas cuándo fue tu última regla, puedes simplemente seleccionar "No lo sé", y cuando te venga la siguiente, introducir esas fechas en la app seleccionando el icono +.