Inevitablemente, cambiar de zona horaria afecte a tu sistema psicológico y fisiológico usual de 24 horas.

Como resultado, los parámetros fisiológicos que mide Ava, como la temperatura y la frecuencia cardiaca pueden verse afectados, y pueden a su vez alterar la predicción de tu fecha de ovulación y ventana fértil.

En este caso, depende de ti. Puedes seguir usando Ava, sabiendo que es posible que tus patrones fisiológicos cambien mientras estés viajando o puedes dejar de usar Ava hasta que hayas vuelto a casa.