Independientemente de cómo duermas, ya sea de lado, boca arriba o boca abajo, con la mano bajo la almohada, o sobre el edredón, etc. tu postura al dormir no influirá en los resultados de Ava siempre y cuando el sensor de Ava haga buen contacto con tu piel durante toda la noche.

Consejos para usar Ava bien:
  • Asegúrate de que Ava está ajustada a tu muñeca. No debería bailarte por el brazo al llevarla puesta.
  • Asegúrate de que el módulo del sensor cae en la parte superior de tu muñeca, justo bajo el hueso, y que quepa un dedo entre la pulsera y tu muñeca pero no dos.