Un aborto es un proceso físico y emocional, independientemente de si es natural o con asistencia médica.

Si habías cambiado al modo de embarazo en la app de Ava y no quieres ver el contenido de embarazo, puedes volver inmediatamente al modo de intentar concebir en la app de Ava. Cuando la app te pida la fecha de tu última regla, selecciona "No lo sé".

Cuando estás embarazada, la hormona del embarazo hCG está elevada y el nivel de esta hormona puede tardar en bajar. La hCG es la hormona que detectan los tests de embarazo y que suprime tu ciclo menstrual normal. No empezará tu próximo ciclo hasta que baje de 5.

La caída de los niveles de hCG no necesariamente está correlacionada con sangrar. Puedes sangrar varios días o semanas y seguir teniendo niveles elevados de hCG en tu organismo.

Si crees que hacerte pruebas de embarazo después del aborto puede ser demasiado doloroso, puedes saltártelas. Puedes seguir poniéndote Ava por la noche, sincronizarla por la mañana y esperar a tu próxima regla para introducirlo en la app y fijar el primer día de tu ciclo (DC 1).

Para el primer ciclo después del aborto no tendrás una predicción de la ventana fértil ni la ovulación, pero puedes controlar los patrones de tu temperatura y frecuencia del pulso en reposo (FPR) para detectarla por ti misma.

Si usas pruebas de embarazo para ver si tus niveles de hCG han bajado pero siguen dándote positivas, cuando la app de Ava te pregunte cuándo fue tu última regla, selecciona "No lo sé".

Puedes hacerte una prueba cada par de días hasta que te salga una prueba negativa de verdad antes de seleccionar el icono + en la app para introducir una "regla" ese día y marcarlo como DC1, aunque no sea el día en el que empieces a sangrar.

Quizá hayas oído que hay mujeres que tienen ciclos largos después de abortar. Si empiezas tu DC1 el primer día que te sale negativa la prueba de embarazo, es posible que ovules cuando sueles hacerlo.