¡Sí! La tasa de respiración es uno de los parámetros que estamos usando para ajustar las predicciones de fertilidad.