La mayoría de mujeres con ciclos de ovulación mostrarán un patrón bifásico de parámetros.

En este patrón, los parámetros fisiológicos aumentan en respuesta al aumento de progesterona después de la ovulación.

Por ejemplo, las temperaturas de la piel medidas cambian desde un rango preovulatorio inferior (normalmente entre de 34,5 - 35,9°C / 94,1 - 96,6°F) a un rango postovulatorio más alto (normalmente entre 35,3 - 36,7°C / 95,5 - 98,1°F).

Después del cambio de temperatura, las temperaturas generalmente permanecerán en el rango postovulatorio superior durante varios días.