Esto suele ocurrir en ciclos que están fuera del rango adoptado por Ava de 24 a 35 días. Ava puede reconocer un patrón bifásico en tus parámetros, pero no confirma el día exacto de la ovulación, ni reajusta de forma retrospectiva el día estimado de ovulación. Esta limitación de características puede llevar, en contadas ocasiones, a que la fase lútea del ciclo parezca demasiado larga.