Ava te ofrece dos tipos de datos:

1. Datos fisiológicos que recopila cuando duermes
2. Una predicción algorítmica de tu ventana fértil y ovulación en función de tus datos fisiológicos

La predicción algorítmica se creó en base a ciclos de 24 a 35 días. Si tus ciclos están fuera de este rango, no debes confiar en la detección de fertilidad de Ava, ya que puede que no sea precisa para ti. Sin embargo, es posible que los datos fisiológicos que proporciona Ava sean útiles para realizar un seguimiento de tu fertilidad.

En nuestro estudio clínico, observamos que la frecuencia del pulso en reposo tiende a aumentar unos días antes de la ovulación. También vimos que la temperatura aumenta después de la ovulación. Podrías buscar este tipo de patrones en tus datos de Ava para identificar por ti misma tu ventana fértil y fecha de ovulación.

Para más información, consulta este artículo de nuestro blog.