Si sientes que tu Ava se calienta mucho mientras la utilizas (cuando la llevas sobre tu muñeca), retira el dispositivo y deja de usarlo inmediatamente. Si observas que el dispositivo se está calentando mientras carga, desconéctalo de la corriente.


En ambos casos, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de Ava. No continúes el uso ni la carga si el dispositivo está caliente.


El calentamiento del dispositivo puede estar relacionado con el adaptador o la batería de carga que estés empleando. Aparatos como baterías recargables o cargadores portátiles pueden generar demasiada potencia, lo que hace que Ava se sienta caliente al tacto. La condición de sobrecalentamiento puede derivar, potencialmente, en un mal funcionamiento de Ava.